Aceites esenciales para la mujer

Ciclo menstrual y menopausia

Muchas mujeres sufren molestias, calambres y dolor durante el ciclo menstrual, o experimentan trastornos en los días  previos a la llegada del periodo (tensión premestrual), que pueden provocar hinchazón, irritabilidad o fatiga. Además, durante toda su vida, el cuerpo de la mujer experimenta cambios constantes y atraviesa diferentes fases en las que el ciclo menstrual puede ser irregular.

El uso de ciertos aceites esenciales, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, te ayuda a aliviar las molestias más comunes durante el periodo y favorece el bienestar tanto físico como emocional. Algunos aceites esenciales, debido a su efecto estrógenico, también pueden funcionar como equilibradores hormonales naturales ayudando a regular el ciclo menstrual.

Durante la menopausia también es frecuente que se presenten síntomas como los bochornos, cambios de humor, dificultad para conciliar el sueño… En este caso, los aceites esenciales también pueden resultar de utilidad.

Básicos que no pueden faltar en tu botiquín

Para sobrellevar estos días con ánimo y energía,  ten siempre preparado un pequeño botiquín natural listo para utilizar con aceites esenciales de:

SALVIA ESPAÑOLA, CIPRÉS, GERANIO, ENEBRO, ALBAHACA  y CLAVO.

Cómo utilizar tus aceite esenciales

Un masaje con aceites esenciales puede reducir significativamente el dolor y las molestias durante el periodo menstrual. La elección de un aceite portador para preparar nuestra mezcla para masaje también es importante,  ya que puede potenciar el efecto positivo sobre el problema a tratar. En este caso, recomendamos el uso de aceite de aceite de almendras por su acción antiinflamatoria y facilidad de absorción. También puedes combinarlo con el aceite de hipérico por su acción calmante.

Síndrome premenstrual

Para rebajar la inflamación de los ovarios y a disminuir las molestias que aparecen en los días previos a la regla, prepara una mezcla con  10 gotas de GERANIO y 5 gotas de SALVIA ESPAÑOLA  o CIPRÉS diluídos en  25 ml de aceite de almendras o jojoba, y aplícala en forma de masaje en el vientre y la parte baja de la espalda.

Dolor menstrual

Cuando aparezca el dolor y las molestias de la regla, puedes preparar una mezcla con 5 gotas de aceite esencial de CLAVO,  5 gotas de ENEBRO y 5 gotas de SALVIA ESPAÑOLA diluidas en 25 ml de aceite de almendras, y  realizar un suave masaje sobre la zona dolorida

Amenorrea (reglas escasas)

En este caso puedes añadir 3 gotas de albahaca y 2 gotas de salvia a 25 ml de aceite de hipérico y aplicar la mezcla aplicar la mezcla en forma de masaje en el vientre, zona baja de la espalda y pies. La albahaca tonifica la zona abdominal y la salvia, gracias a sus propiedades estrogénicas, ayuda a regular las reglas escasas o ausentes

Desánimo, baja autoestima…

Los cambios hormonales durante las distintas etapas del ciclo menstrual o la llegada de la menopausia, pueden provocar cambios  emocionales como el desánimo, la baja autoestima…en estos casos puede ayudar el uso de aceites esenciales como bergamota, geranio, salvia o lavanda. Añade unas gotitas en un difusor o humidificador e inhala. También puedes preparar un aceite de masaje añadiendo 5 ó 8 gotitas de estos aceites esenciales en 25 ml de aceite de almendras o hipérico.

Menopausia

Durante la menopausia se dan cambios a nivel físico y emocional que podemos sobrellevar mejor con el uso de los aceites esenciales.

Cuando aparezcan los bochornos puedes añadir a un pañuelo de papel 1 gotita de geranio y otra de menta e inhalar, ayudará a que pase más rápido.

También es común la aparición de pequeñas migrañas, sobre todo, al acabar el día. Para calmar el dolor, añade 8 ó 10 gotitas de ciprés en un humidificador e inhala.

Si tienes dificultad para conciliar el sueño, recurre al aceite esencial de lavanda, geranio y salvia…solos o mezclados entre sí, pueden ayudar a tener un sueño reparador. Aplícalos sobre tu pijama o en la almohada.

Otro signo característico de la menopausia son los cambios de humor, desánimo, leve depresión… Prueba a usar bergamota, geranio y limón en inhalación. Este pequeño gesto puede ayudar a remontar estos momentos.

Candidiasis

Muchas mujeres sufren de candidiasis, sobre todo, cuando el sistema inmunológico necesita tonificarse después de un tratamiento con antibióticos o en situaciones de estrés.

En este caso añade unas gotitas de aceite esencial de  ESPLIEGO o BERGAMOTA  a un hidrolato (lavanda, manzanilla…) y aplícalos en la higiene íntima. Si los usas combinados potenciarás el efecto.