Aceites esenciales para el sistema digestivo

Digestiones más ligeras

El cambio de horarios, una alimentación inadecuada, las comidas copiosas o el estrés, pueden provocar desajustes en el aparato digestivo y ocasionar digestiones lentas y pesadas, malestar, dolor de estómago, ardores, reflujo…

Ciertos aceites esenciales funcionan como tónicos digestivos, favorecen el tránsito intestinal, evitan las fermentaciones y además, gracias a sus  propiedades antiinfecciosas, previenen la aparición de trastornos gástricos o ayudan a paliar sus efectos, por esta razón te recomendamos su uso en estos casos.

Como siempre, aconsejamos tomar precauciones en su uso y utilizarlos siempre que el problema sea leve. En el caso de afecciones más graves debes acudir a tu médico.

Básicos que no pueden faltar en tu botiquín

ALBAHACA, CLAVO, HINOJO, MANZANILLA, AJEDREA, HIERBABUENA y JENGIBRE.

Cómo usar tus aceites esenciales

Problemas digestivos

Si tu problema son las digestiones lentas y pesadas, disuelve 6 gotas de aceite esencial de  ALBAHACA en 10 ml de aceite de almendras albahaca y aplica la mezcla mediante un masaje con suaves movimientos circulares en el área abdominal. Como alternativa, puedes  añadir 2 gotas de aceite esencial en un poco de miel, sirope o en una infusión, e ingerir después de las comidas.

Tomar una gotita de alguno de estos aceites en un trocito de galleta o un poco de miel antes de las comidas, también puede ayudarte a aliviar diferentes trastornos gástricos:

CLAVO en caso de digestiones difíciles y colon irritable

HIERBABUENA en caso de indigestión, cólicos, flatulencia y náuseas

JENGIBRE en caso de malas digestiones y nauseas

HINOJO para digestiones lentas y dolorosas y flatulencias

AJEDREA para la gastroenteritis

En caso de colon irritable  prepara una mezcla  para masaje podal con 4 gotas de aceite esencial de CLAVO y 2 de HINOJO diluidos en 10 ml de aceite de almendras.

Si sufres acidez estomacal o molestias gastrointestinales, mezcla  3 gotas de aceite esencial de MANZANILLA, 2 gotas de HINOJO y 2 gota de JENGIBRE y dilúyelo en 10 ml de aceite vegetal de sésamo. Agita bien la mezcla  en un frasco y masajea suavemente el abdomen. También puedes aplicarlo en masaje podal.

Aftas, herpes, halitosis…

Otro síntoma de trastornos digestivos es la presencia de halitosis o la aparición de aftas, vejigas o  llaguitas en la boca. En estos casos te recomendamos el uso de los aceites esenciales como excelentes remedios caseros que te ayudarán a paliarlos.

Para el tratamiento de aftas, vejigas y calenturas en el labio, prepara un elixir añadiendo a 50 ml hidrolato de menta o hierbabuena 2 gotas de aceite esencial de  CLAVO, 1 gota de ÁRBOL DE TÉ y 1 gota de MENTA.

En caso de herpes, pon 1 gotita de aceite esencial de SALVIA en un bastoncito de los oídos y aplica de forma puntual. Para tratar las aftas añade a 25 ml de hidrolato de menta 5 ó 6 gotas de SALVIA ESPAÑOLA y enjuaga la boca varias veces al día.

Si tienes halitosis, puedes preparar un enjuage bucal con 25 ml de hidrolato de menta y  2 gotas de HINOJO o AJEDREA. Agita la mezcla, viértela en un vaso de agua y enjuaga la boca después de cepillarte los dientes.

Los aceites de CLAVO, HINOJO SALVIA  también son recomendables para el tratamiento de piorrea y gingivitis. En este caso también puedes utilizar los aceites de ÁRBOL DE TÉ y MENTA en forma de elixir