Alivio del dolor con aceites esenciales

Músculos y articulaciones

Una mala noche de sueño, la tensión, la sobrecarga o una mala postura, puede ocasionar molestias musculares e inflamación en músculos y articulaciones. El exceso de actividad física también puede causar lesiones como esguinces o provocar calambre muscular, contracturas, dolor y rigidez. En todos estos casos, el uso de aceites esenciales puede resultar de mucha utilidad.

Básicos en tu botiquín natural

Los aceites esenciales recomendados a continuación comparten propiedades antiinflamatorias y análgésicas, por tanto, cuando aparezca el dolor muscular y la inflamación, utiliza estos aceites esenciales aplicados en un masaje reparador y notarás el resultado.

ROMERO, EUCALIPTO, RAVINTSARA,  MENTA, CANELA, JENGIBRE, TOMILLO e INCIENSO

Prepara tu propio aceite de masaje con alguno de estos aceites esenciales, o bien combina varios de ellos. Mezclar diferentes aceites esenciales siempre funciona mejor y el efecto positivo sobre el problema se incrementa.

Elegir un aceite vegetal portador apropiado para diluir los aceites esenciales también es  importante. En este caso, los aceites vegetales de almendra y avellana son muy adecuados, ya que pueden potenciar el efecto reparador sobre el problema por su acción antiinflamatoria y fácil absorción. Las proporciones recomendadas para preparar un aceite de masaje muscular son aproximadamente de 10 a 15 gotas de aceite esencial para 25 ml de aceite portador.

En caso de dolor muscular debido a una contractura, esguince o por falta de tono muscular, puedes  acudir al aceite esencial de Romero, Eucalipto, Ravintsara o Menta. Aplícalos, (solos o combinados entre si y diluidos en aceite vegetal de almendras o avellanas) en forma de masaje sobre la zona dolorida siempre que lo necesites. También puedes añadir aceite esencial de clavo, tomillo, limón, pino o pimienta negra.

Si practicas deporte y sufres calambres, entumecimiento o tienes agujetas después de realizar  ejercicio físico intenso, puedes aliviar los síntomas aplicando aceite esencial de RAVINTSARA, MENTA o JENGIBRE diluidos en aceite vegetal de avellana;  Un consejo, si los combinas entre si, mucho mejor. También puedes añadir a estos aceite esencial de incienso, limón o vetiver.

Artrosis, artritis y dolor reumático

El paso del tiempo provoca desgaste en músculos y articulaciones que pueden degenerar en patologías como la artrosis u otras enfermedades reumáticas. Para calmar el dolor y reducir la inflamación originada por estos trastornos te aconsejamos los aceites esenciales de TOMILLO, JENGIBRE, INCIENSO Y CANELA.

Prepara un aceite de masaje con uno o varios de estos aceites esenciales diluidos en aceite vegetal de almendras y masajea las zonas doloridas. También puedes añadir Lavanda, Lavandín o Espliego. Un baño aromático con aceite de Tomillo también te puede sentar muy bien…