Piel sana con aceites esenciales

Problemas en la piel, heridas, rasguños…

El contacto con el medio que nos rodea es a través de la piel y gracias a ella nos protegemos frente a agentes externos como el frío, el calor, el viento; evitamos infecciones y eliminamos toxinas.

Los aceites esenciales son los mejores aliados para conseguir que nuestra piel lleve a cabo estas funciones. Además, favorecen la regeneración de células y reparan tejidos dañados o envejecidos.

¿Cómo pueden ayudarte?

Los aceites esenciales son conocidos por su acción antiséptica, analgésica y antibacteriana sobre la piel. Se utilizan sobre todo para tratar y eliminar infecciones,  reducir la inflamación y tratar problemas específicos de la piel.

  • Mediante el uso de los aceites esenciales podremos:
  • Curar cortes, quemaduras, forúnculos, picaduras y eliminar parásitos.
  • Combatir virus, bacterias y hongos, candidiasis, herpes, impétigo, foliculitis, etc
  • Aliviar afecciones como acné, dermatitis atópica, dermatitis del pañal, rosácea, eccema, urticaria…
  • Ayudar a la cicatrización de heridas

Básicos en tu botiquín natural

LAVANDA, LAVANDÍN, ESPLIEGO, ÁRBOL DE TÉ, TOMILLO, CITRONELA, GERANIO

Cómo utilizar tus aceites esenciales


Heridas, cortes, quemaduras

En este caso los aceites esenciales nos ayudarán a prevenir la infección y a regenerar el tejido dañado.

Limpia la zona dañada añadiendo un par de gotitas de LAVANDA, LAVANDÍN, ESPLIEGO o TOMILLO al hidrolato de lavanda, así conseguirás evitar la infección y ayudarás a la cicatrización. Si la herida es pequeña puedes aplicar directamente los aceites esenciales directamente, sin diluir.

Picaduras y parásitos

–Los aceites esenciales de CITRONELA, LIMÓN, GERANIO o ALBAHACA repelen los insectos y alivian las picaduras.

Para ello añade a 50 ml de hidrolato de lavanda 6 gotas de cada uno de los aceites mencionados y aplica sobre la piel para prevenir las picaduras. En caso de que se produzca la picadura, nos ayuda a aliviar el picor y acelera la curación.

–Para prevenir o eliminar parásitos como los PIOJOS, los aceites esenciales de ARBOL DE TÉ, EUCALIPTO O TOMILLO son muy eficaces.

·Para ello, prepara una mezcla con 50 ml de hidrolato de romero y 10 gotas de árbol de té, 3 gotas de eucalipto y 3 gotas de tomillo. Aplícala sobre el pelo húmedo o seco, esto ayudará a prevenir la aparición de piojos.

·En caso de que aparezcan, añade la misma cantidad de gotitas indicadas de cada aceite esencial en 50 ml de aceite vegetal de aguacate, aplícalo sobre el cabello seco y déjalo actuar una media hora. Después enjabona y enjuaga tu pelo, así ayudarás a eliminar incluso las larvas de los temidos piojos.

Dermatitis

Todas las lavandas (lavanda, lavandín o espliego) resultan muy efectivas para tratar la dermatitis atópica. Ayudan a aliviar la descamación, el picor y la inflamación asociada a la dermatitis.

Para ello añade a 25 ml de aceite vegetal de hipérico 8 ó 10 gotitas de espliego y aplícalo en la zona afectada.

Acné

Hay diferentes tipos de acné. Así, podemos hablar del acné que aparece durante la pubertad y adolescencia asociado a una hipersecreción sebácea, o el acné que aparece también en adultos y que indica la acumulación de toxinas en sangre debido a que órganos excretores como riñón, hígado o pulmón necesitan tonificarse.

  • Para acné en adolescentes recomendamos añadir a 12 ml de hidrolato de lavanda 3 gotitas de ÁRBOL DE TE y aplicar sobre los granitos.
  • En el caso de acné en adultos. En este caso puedes añadir a 12 ml de hidrolato de salvia 1 gotita DE ÁRBOL DE TÉ, 1 de VETIVER y 1 de LAVANDA; agita y aplica con un algodón o directamente mediante un nebulizador.

Forúnculos

En ocasiones los granitos pueden derivar en forúnculos que pueden llegar incluso a enquistarse debido a una hipersecreción sebácea asociada a una infección. En estos casos necesitamos drenar la zona para favorecer la eliminación de grasa y pus.

Para ello mezcla 4 gotitas de ÁRBOL DE TE y 4 de TOMILLO con 25 gr arcilla verde. Aplica esta mezcla sobre la zona y déjala actuar hasta que se seque la mascarilla. Repite tantas veces como sea necesario para conseguir que drene el forúnculo.

Pie de atleta

Es una infección causada por hongos que normalmente aparece en los dedos de los pies y que causa picor, enrojecimiento, mal olor, piel seca en escamas, etc.

Para tratar estos síntomas prepara una mezcla con 50 ml de hidrolato de manzanilla, 1 ml de ÁRBOL DE TÉ, 1 ml de LEMONGRASS y 0,5 ml de GERANIO y aplica en el pie deteniéndote en las uñas y entre los dedos. Si aparece descamación de la piel, sustituye el hidrolato de manzanilla por aceite de hipérico.