Aceites esenciales relajantes

Un momento para la tranquilidad

Nuestro ritmo de vida acelerado nos pasa factura a menudo; el trabajo, las prisas y las obligaciones pueden afectar a nuestro estado de ánimo y provocar estrés, cansancio y ansiedad. Afortunadamente los  aceites esenciales pueden ayudarte a sobrellevar estos momentos y a gestionar los efectos negativos sobre nuestra mente.

Utilízalos cuando necesites relajarte, si has tenido un día agotador o simplemente si quieres liberar las tensiones acumuladas y conseguir una relajación total, sobre todo al final del día.

Aceites Esenciales  básicos para relajarte

Algunos de los más indicados para liberar  tensiones y relajarte son:

NARANJA, MANDARINA, YLANG, LAVANDA, MANZANILLA, GERANIO

Cómo utilizar tus aceites esenciales


  • Vierte unas gotitas de tus aceites relajantes favoritos en tu difusor de aromas.
  • Pon algunos de estos aceites esenciales en un bol con agua caliente y colócalo cerca de tu zona de descanso.
  • Pon unas gotitas en un pañuelo o bien inhala directamente del bote cuando lo necesites.
  • Si quieres que el efecto sea aún mayor, anímate a preparar un baño de agua tibia al que le añadirás 8 ó 10 gotas de estos aceites esenciales. No olvides diluirlos antes en aceite vegetal para que se mezcle bien con el agua.
  • Otra opción muy interesante es el masaje corporal, bien en automasaje o aplicado por otra persona. A través del masaje conseguimos aunar los efectos beneficiosos de este y los aceites esenciales. Para preparar tu aceite de masaje mezcla 50 ml de aceite de Almendras, Sésamo… con 10-15 gotas de aceites esenciales en total (puedes combinar varios a tu gusto)


Aceites esenciales para dormir

Si quieres tener dulces sueño, el aceite esencial de LAVANDA es una excelente opción. Prueba a combinarlo con aceite esencial de SALVIA  y PETITGRAIN, y el efecto será aún mayor.

Para ello solo tienes que poner unas gotitas en tu pijama, o diluir unas gotitas en aceite de almendras y ponerlo sobre tus muñecas cuando vayas a irte a la cama.

No olvides que estas recomendaciones entran dentro del ámbito de la aromaterapia casera. Si tu insomnio necesita de control terapéutico sigue al pie de la letra la prescripción de tu médico.

En momentos de ansiedad pasajera

–En momentos de nerviosismo o cuando tienes que tomar una decisión importante y necesites aclarar tu mente, pon unas gotitas de aceite esencial de GERANIO, MANZANILLA  o YLANG  en un pañuelo de papel e inhala, te ayudará a calmarte para pensar con claridad.

–También puedes combinar los tres y aplicarlos con un poco de aceite de almendras en  los pies, las muñecas…Puedes  añadir también aceites esencial de  Palmarrosa y vetiver

Meditación

Quizá dediques un momento del día para vaciar tu mente y meditar buscando la relajación y el sosiego.  Para ello puedes poner unas gotitas de INCIENSO O MIRRA en tu ropa, pañuelo… o usarlo en tu difusor mientras practicas.

SINERGIA RELAJANTE

Si lo prefieres, tienes tu sinergia lista para disfrutar. Esta combinación de aceites esenciales de NARANJA, LAVANDA e YLANG YLANG, es perfecta para acabar un día agotador, ayuda a la relajación, a no pensar en nada y a estar bien contigo mismo…

  • Si quieres disfrutar de tu sinergia en un aromatizador o humidificador añade 5 ó 6 gotas para saturar toda la habitación del aroma de la mezcla.
  • Puedes Inhalar directamente del bote o poner una gotitas en tu ropa, en un pañuelo de papel…
  • Utilízala para elaborar tu propio aceite de masaje. Para ello mezcla 50 ml de aceite de Almendras, Sésamo… con 10-15 gotas de Sinergia Relajante.
  • También, puedes preparar un baño aromatizante añadiendo unas gotas en el baño.