Aceites esenciales cuidado corporal

Piel sana e hidratada

El uso de aceites esenciales, combinados con aceites vegetales o incorporados a tu crema habitual, contribuye al mantenimiento de una piel sana, hidratada y suave.

Además, gracias a sus numerosas propiedades, te ayudan a:

– Paliar los signos derivados de trastornos como la celulitis, retención de líquidos…

– Mejorar el aspecto de la piel de naranja

– Atenuar las marcas en la piel tras el embarazo o después de una pérdida de peso brusca.

Aceites esenciales básicos para el cuidado corporal

Entre los aceites esenciales recomendados para el cuerpo podemos mencionar

ALBAHACA, CIPRÉS, ENEBRO, HINOJO, LIMÓN, MIRRA y ESPLIEGO y GERANIO

Debido a su alta concentración, los aceites esenciales han de ir siempre diluidos en un aceite vegetal para su aplicación.

Además, los aceites vegetales aportan todos los nutrientes que tu piel necesita siendo una alternativa natural perfecta a los productos cosméticos tradicionales repletos de ingredientes sintéticos.

• Son ricos en ácidos grasos y vitaminas

• Hidratan y nutren la piel en profundidad

• Regeneran los tejidos

• Tienen efecto calmante sobre la piel

• Gracias a su acción antioxidante, protegen la piel y previenen los signos del envejecimiento

Entre los más recomendables para el cuidado de la piel podemos mencionar el aceite vegetal de ALBARICOQUE, ALMENDRAS, AVELLANA o SÉSAMO, pero puedes escoger entre una gran variedad de ellos.

aceites vegetales para el cuidado corporal

HIDRATACIÓN CORPORAL


ELABORA TU ACEITE HIDRATANTE CORPORAL CASERO

– 50 ml de aceite vegetal de almendras o albaricoque…

– 10 gotas de espliego

– 10 gotas de geranio

– 5 gotas de mirra

Aplícalo preferiblemente después de la ducha con la piel húmeda, así la piel lo absorberá más rápido y además te aportará una agradable sensación de bienestar y relajación.

– Como alternativa puedes incorporar alguno o varios de estos aceites aceites esenciales a tu crema hidratante corporal habitual (25-30 gotas en total para 50 ml)

CELULITIS


Este problema, común en muchas mujeres, no es fácil de solucionar y requiere constancia para conseguir resultados, por esta razón, te recomendamos preparar tu propio aceite anticelulítico y aplicar masajes con regularidad para favorecer la circulación y mejorar el aspecto de la temida piel de naranja.

ACEITE DE MASAJE ANTICELULÍTICO

– 50 ml de aceite de almendras, avellana, sésamo…

  25 gotas en total de aceites esenciales de LIMÓN, ALBAHACA, CIPRÉS, ENEBRO e HINOJO.

Aplica la mezcla  con la piel húmeda desde los tobillos hasta las ingles en movimientos circulares.

También puedes combinar  los anteriores con aceite esencial de Romero o Salvia (recuerda, 25 gotas en total de aceites esenciales para 50 ml de aceite vegetal).

ESTRÍAS


El uso de aceite esencial de LIMÓN es excelente para combatir las marcas y estrías y también para prevenir su aparición.

Puedes utilizarlo solo, pero si lo combinas con aceite esencial de Mirra, Espliego, Lavanda o Geranio el efecto será aún mejor.

ACEITE CORPORAL ANTIESTRÍAS

– 50 ml de aceite vegetal de avellana

– 25 gotas en total de aceite esencial de limón (o combinado con los aceites esenciales mencionados)

 Como alternativa puedes incorporar alguno o varios de estos aceites aceites esenciales a tu crema hidratante corporal habitual (25-30 gotas en total para 50 ml)

También te recomendamos el aceite esencial de MANDARINA. Puedes combinarlo con aceite esencial de Espliego, menta…

SUDORACIÓN EXCESIVA


Los aceites esenciales de CIPRÉS y RAVINTSARA, combinados con aceite de coco, son un buen remedio para controlar este problema.

Las propiedades astringentes del ciprés y la ravintsara junto a la acción  antibacteriana del aceite de coco ayudan controlar el  mal olor y la incomodidad del exceso de sudor.


DESODORANTE CASERO

– 50 ml de aceite vegetal de coco

– 25 gotas en total de aceite esenciales de CIPRÉS y RAVINTSARA

También puedes combinarlos con aceite esencial de Salvia y Romero.

AFTERSUN

Después de un día expuesto al sol, ya sea en la montaña o en la playa, tu piel necesita hidratación en profundidad. Para calmar la irritación y refrescar la piel, aplica aceites esenciales de ESPLIEGO, y MANZANILLA, diluidos en aceite de almendras (25 gotas  en total de aceite esencial por 50 ml de aceite vegetal) y extiende la mezcla por todo el cuerpo, preferiblemente después de la ducha.  Además de estos también puedes usar árbol de té, hierbabuena y menta.